27 de marzo de 2016

Mi YO un poco más maduro: La soledad de la victoria.

*Post escrito en uno de esos momentos en los que no hay máxima euforia, bueno eso y que necesito vacaciones.*

Es en esos momentos en los que las personas que más echas de menos están haciendo las cosas que tanto te gustan, en los que estando tan lejos, te sientes más solo. Nada importa lo ocupado que puedo llegar a estar, la cantidad de cosas que llegue a hacer en un solo día, hay ciertos momentos que es imposible no desear estar cerca de "los míos".


Ya sea por lo que ha supuesto para mí Fe todos estos años, o por los imborrables recuerdos que tengo de la Vigilia Pascual, quizás sea este el día en el que más necesidad tengo de volver, la jornada en la que menos merece la pena "tanta leche" de realización personal.

Yo lo que quiero es escuchar el pregón de mi Parter en persona, quiero escuchar a Rocío cantar "la noche", quiero que María me eche un ojo y me diga con la mirada que justo después de esto hay que encender las velitas, y que 3 segundos antes de la cuenta venga Anita por detrás y me dé un empujoncito para que las vaya repartiendo (por si acaso), quiero un abrazo para la Paz de Maite, quiero echarme unas risas con Ainara por unas palmas fuera de compás... Quiero MI Vigilia.



En realidad, y ahora que lo pienso fríamente, lo que quiero es un momento tan perfecto como imposible, por querer, pondría a Paquito a leer la primera lectura, a Bea la segunda, a Jose Manuel el Evangelio, y a Don Ignacion la homilía para que nos cuente aquello de Vai Soli una vez más.

Probablemente lo que pasa es que me estoy volviendo un viejo cascarrabias, contando batallitas y diciendo aquello de "cualquier tiempo pasado fue mejor"; aunque en realidad lo único que sabemos es que "cualquier tiempo pasado fue ANTERIOR", y que lo que tenemos ante nosotros es lo que Dios a puesto en nuestro camino. Así que aunque está bien revisar nuestra vida para poder cambiar lo que no nos gusta, tenemos (tengo) que dejar de ser egoístas, agradecer a Dios que nos haya entregado esta Fe, y seguir caminando.

Feliz Pascua / Happy Easter


6 de diciembre de 2015

Adviento 2015

De todas las épocas que se celebran en la Iglesia Católica el Adviento es sin ninguna duda la que más me gusta. Todas las épocas tienen un punto de esperanza porque el Cristiano, al fin y al cabo, es una persona que sobre todas las cosas, espera (con ambos significados del inglés, "hope" y "wait"). Pero el Adviento es esa parte del año en la que esperamos la llegada de Jesús.

Tristemente no siempre llega, o mejor dicho no siempre le aceptamos cuando llega; pero cuando abrimos nuestros corazones, cuando esperamos con confianza y amor, llega y de qué manera.

Cuando llegue la Navidad todas las Iglesias estarán llenas de gente que se acerca a ver el "espectáculo", pero durante estas cuatro semanas tu parroquia está llena de esperanza... Y de amor, y de paz, y de tolerancia, y de Fe.

Para terminar os dejo con mi oración más favorita de todos los tiempos.

¡MIRA QUE ERES LOCO!

Nos han dicho que quieres volver a nacer otra vez.
Mira que eres loco, ¿eh?
¿Pero no ves lo que somos y lo que estamos haciendo?
Y, sin embargo, Tú quieres venir.

Ya no sé si con tu gesto testarudo de volver cada Navidad estás pretendiendo decirnos algo: Que el cielo está siempre abierto, que hay estrellas para guiar nuestros pasos, que hay ángeles humanos a nuestro lado, que podemos hacernos tiernos como niños, que el mundo puede ser nuevo, que Dios es Padre y Madre en nuestro desconcierto...

Que nadamos en abundancia mientras hay hermanos, nuestros y tuyos, que sufren hambre de pan, de cultura, de libertad, de cariño, de dignidad...
Que tenemos un mensaje que se llama Evangelio que todavía no es Buena Noticia para todos, porque nosotros lo desvirtuamos y malvivimos.

Que tenemos miedo de vivir y cerramos nuestro corazón a los hermanos.
Que nos preocupamos mucho por nosotros y nos justificamos ante ti dando limosnas.
Que no sabemos compartir, y que Tú sigues encontrando nuestras puertas cerradas...

Si es así, Jesús,
ven a nuestras casas esta Navidad.
Ven a nuestra ciudad,
ven a nuestra parroquia,
ven a nuestro grupo.
Ven a nuestro mundo.
Y ven, antes que nada,
a nuestro pobre corazón.

5 de agosto de 2015

El primer gran paso

Hace la friolera de tres largos años que escribí este artículo de-Matalascañas-Massachusets, y por fin puedo decir que he dado el primer gran paso en aquello que prometía allá por Junio del 2012.

Para los que no lo sepáis, llevo algo más de un año convalidando mi (paupérrimamente valorada) titulación de Óptico-Optometrista de España para convertirme en Optometrista (sí, a secas) en Reino Unido. Empecé a mover hilos recién terminado el Máster del Centro Boston, pero oficialmente he estado viviendo allí desde septiembre del 2013.



Este es "El primer gran paso" porque por fin puedo decir que soy optometrista de Reino Unido, para ser más precisos, habilitado y autorizado para trabajar en Lothian (Edimburgo). Y por eso la capital de Escocia es desde hace ocho meses mi nueva vivienda.

Escocia tiene algunas cosas malas, casi todas relacionadas con el clima, pero una infinidad de sitios y momentos maravillosos relacionados con sus paisajes y habitantes. Glasgow ha sido un verdadero hogar para mí, hasta tal punto que me ha hecho querer seguir viviendo a sus alrededores, y Edimburgo está siendo hasta ahora el sitio perfecto para seguir avanzando.



Cuando se escribe sobre uno mismo, se tiende a exacerbar las cosas buenas y a obviar las malas. Pero siendo justos, no tengo muchas cosas malas que decir de la experiencia que llevo vivida. El camino ha sido más o menos arduo por el tema de llevarme 26 años "viviendo de la renta", pero el destino al que con orgullo puedo decir que he llegado, me hace muy feliz.

Para los que me veáis por la calle, si me notáis incluso más sonriente de lo normal, lo anteriormente comentado es el motivo absoluto de ello. Estoy feliz.




24 de febrero de 2015

Sus últimas uvas

Son muchas las cosas que pensamos que habíamos hecho de otra forma cuando ya no tenemos a nuestro lado a las personas que queremos. Quizás, solo quizás, le habríamos dicho más veces que la queremos, que con una sola de sus sonrisas alimenta la nuestra durante meses; le habríamos dado muchos más besos al despedirnos, e incluso habríamos pasado esos últimos 5-10 minutos que "no tenía nada que hacer" a su lado. Habríamos superado la pereza para levantar el teléfono y hacer una llamada de cortesía más... ¿De cortesía? Más bien de cariño, de amor, de aprecio, de respeto.
Respeto por la fuerza, la lucha y la entrega. Por querer más que nadie, por aceptar sus miedos, por seguir luchando hasta el último día.

El 10 de enero fue uno de esos días especiales, y es que ese día se fue al Cielo mi abuela María.

Si la hubiésemos conseguido convencer para que se sentara en una silla de ruedas, le podríamos echar la culpa a eso, podríamos decir que como dejó de moverse, eso se la llevó por delante; pero lo cierto es que el día 2 de enero estaba comentando que había puesto "un lavao" y que iba a cenar jamón y un poco de "lomo en caña".

Habrá mucha gente que te echará de menos, eso seguro, desde el abuelo, por el que rezaremos y al que tendremos que apoyar incesantemente; la tita Mari, que tenía una parte importante de su día ocupado y animado alrededor de la abuela; a mi padre, al que tantos años llevo viéndole pasarse a hacer una visita a "su casa"; el resto de la familia, esta enorme familia, que tantas nocheviejas y momentos inolvidables han compartido contigo... Y yo, yo también te echaré de menos. Cuando vuelva por Pilas me faltará una de las pocas personas que hacían que se me encogiera el corazón cuando me iba. Nunca lo entendiste, y aceptabas a regañadientes cuando te decía que estaba haciendo aquello que me hace feliz, "con lo bien que estarías aquí, llevando a tu abuelo al sindicato y dándole una vuelta por las tardes a estos dos viejos".

De esas cosas que supongo siempre recordaré, es esa abuela que disfrutaba escuchando mis historias incluso cuando ya casi ni te enterabas y que cuando paraba a tomar aire, total como no te estabas enterando, me preguntabas algo totalmente diferente...

TE ECHARÉ DE MENOS ABUELA.

PD: Escrito el mismo día que me dieron la noticia como tributo, podéis acusarme de pasteloso y sentimentaloide si queréis.

20 de octubre de 2014

La Incompetencia Por Bandera

Recientemente me han ocurrido dos situaciones que para el que no las conozca, las voy a contar, así entre otras cosas, puede que incluso consiga que no nos parezca que lo peor siempre lo tenemos en casa. Con esto no quiero decir que lo nuestro sea bueno, por desgracia no tengo ningún argumento para decir que lo sea, pero desde luego nuestra burocracia no es la única con estupideces.


La primera de mis historias es una que comienza de forma cómica. Hace algo más de una semana me caí con la bici; no es que hubiera un obstáculo que no vi, que va, es que mi bici se cansó de ser una bici con cambios normal y corriente y decidió convertirse en una bici de piñón fijo. Por supuesto todo eso lo hizo sin avisar y a mitad de una cuestabajo. ¿Resultado? Tortazo y quemadura de segundo grado en el codo (gracias a que llevaba chaqueta y sudadera).


Después de una semana tenía una postilla preciosa pero incompatible con estudiar inglés (el por qué estaba estudiando inglés en la segunda historia), por lo que terminé arrancándome la postilla mientras aguantaba uno de esos interminables Listening. Como estaba en la universidad, fui a seguridad a pedir el kit de emergencia para ponerme un poco de betadine y una gasa. Para mi sorpresa el de seguridad me pregunta si soy alérgico a las tiritas (WTF?!?!) y por supuesto tener cosas que contuvieran yodo o algo parecido, nanai.


Sí amigos, el kit de emergencia estaba lleno de tiritas, ¿de todos los tamaños? Ni tan siquiera, tamaño corte de papel. Nos hemos vuelto tontos de verdad, por no decir algo más fuerte.


La segunda es un poco más frustrante (Nota: El que no sepa que estoy en Glasgow convalidando mi título de Optometrista para trabajar en UK, no sé cómo ha llegado hasta aquí, cierra la puerta al salir). El último paso del proceso es que me apruebe la autoridad local de Glasgow (el health board) que hace un chequeo de tus antecedentes penales y de dos personas de referencia, entre otras cosas.


Bueno, pues estos señores tienen estipulado que necesitas más de un 7.0 en IELTS (certificado de inglés), y si has hecho cualquier otro título está altamente infravalorado.
Como algunos sabéis tengo el advance (C1) que me saqué hace 4 años sin haber vivido nunca en un país de habla inglesa, pero mi nota fue un 62%. Pues nueva sorpresa, necesito un 67% o superior para que me sirva, porque haber hecho todo un año de universidad aquí en Glasgow no es prueba suficiente.


Que quede claro que no protesto porque tenga que pagar 135£ (aunque duelen y mucho) o porque me tenga que presentar al examen (que es endemoniadamente fácil), me molestan los 20 días mínimo que tengo que esperar entre apuntarme y tener los resultados para poder empezar a trabajar.


Saber que mi nivel de ingles era superior a un 7.0 IELTS sólo requería 5 minutos charlando y leer los mails que hemos intercambiado. Pero claro, eso seria sentido común. Y esto no es culpa del health board de Glasgow, en culpa de la burocracia, de ese grupo de personas que un día decidieron que un examen de inglés puede evaluar como de bien me voy a comunicar con un paciente. Pues a Bollullos te llevaba yo con un 7.0 de IELTS español... Si es que somos gilipollas.

3 de julio de 2014

Preparados, listos... A liarla!

Soy Cristiano, ¿la liamos? Así reza el eslogan y el cartel de la I Gymcana Joven de Matalascañas el 4 de agosto.

El grupo joven Vai Soli ha decidido que ya está bien, perdón, que ya es hora ¡de pasarlo bien!



El verano es históricamente tiempo de relajarse, de divertirse y de irse de vacaciones. Para los que somos de playa (o la tenemos lo suficientemente cerca), como "la tenemos todo el año" estamos con ganas de inventar cosas nuevas. Desde Matalascañas hemos decidido que queremos que este año 2014 sea un año especial y os hemos preparado la Gyncana más espectacular de vuestras vidas, ¿no te lo crees? ¡Ven y sorpréndete!

Hemos puesto toda la carne en el asador. Hemos contactado con el ayuntamiento, con el arzobispado y con las parroquias del entorno (¡qué leñes, si hasta hemos contactado con el Papa!) para que este evento llegue cuanto más lejos mejor, mientras más seamos mejor nos lo pasaremos.

En el grupo contamos con Scouts que llevan preparando eventos de este tipo más de 20 años, con un grupo joven que es conocido en muchos puntos de España por su alegría y entusiasmo, y sobre todo, con el mejor paraje posible para este evento, Matalascañas, situada en el corazón de Doñana y a pie de playa, es sencillamente perfecta para que podamos contar con pruebas de mar, tierra ¡y hasta aire!


Las inscripciones están abiertas desde el día 5 de Julio (mandar el formulario a soycristiano.laliamos@gmail.com) hasta el lunes antes de la Gyncana, día en el que tendremos que cerrar las inscripciones para poder tener las camisetas de todos los participantes a punto para la fiesta, ¿fiesta? Si amigos, no es una prueba, ni un concurso, es una fiesta donde todos nos divertiremos de una forma diferente, y donde podrás conocer muchísima gente. La edad mínima de inscripción es de 14 años aunque los menores de 18 años tendrán que tener autorización. El precio, unos irrisorios 5€ para cubrir parte del coste de la camiseta.

No tienes excusa, los equipos pueden ser mixtos o de tu Parroquia.


Preguntas frecuentes:
P: Como es verano sólo puedo ir yo de mi parroquia, ¿puedo participar?
R: Por supuesto, de hecho la mejor forma de conocer gente es cuando no conoces a nadie y te ves predispuesto a hablar con todo el mundo

P: ¿Cómo puedo ir a Matalascañas desde mi localidad?
R: Si no puedes conseguir alguien que te acerque, os podemos poner en contacto con gente que venga desde otras parroquias y así uniros para venir en diferentes coches/autobuses.

P: Soy de Santander pero me gustaría ir, ¿puedo participar?
R: ¡Échale un par y compra el vuelo ya! Te estamos esperando.

P: ¿Dónde puedo contactar con los organizadores?
R: En facebook estaremos prácticamente siempre activos. Si no te contestamos en 24 horas te devolvemos el dinero.

P: ¿Qué dinero, si todavía no he pagado nada?
R: Pues mejor para todos, que mi banco es más de recibir que de devolver :P


7 de febrero de 2014

Un Cristiano diferente, un Cristiano mejor...

No sé si esto se habrá escrito antes, o si tan siquiera si tiene sentido fuera de mi cabeza, pero voy a intentar explicar las fases, o mejor dicho, la montaña que supone SER Cristiano, que no tiene nada que ver con decirle a nuestros compañeros de clase cuando hacen chistes inapropiados sobre los sacerdotes (por poner un ejemplo), que se callen, algo importante pero insuficiente.


Ir seis o siete veces a misa al año y asistir a tres convivencias tampoco te hace Cristiano por arte de magia, aunque es importantísimo tener Comunidad, alimentarla, y aprovechar cada minuto que puede unirte un poco más a ellos. No quiero que me malentendáis ni consideréis esto un ataque concreto a alguien en particular, todo lo que comento es mi forma de ver las cosas.

Como siempre hablo desde mi experiencia personal, de como me siento en este momento concreto y, probablemente, cuando lo lea dentro de unos años, veré que me quedé corto pero lo voy a describir lo mejor posible.



Hay miles de pasos/escalones que subir para poder terminar llamándote Cristiano, que si además dejamos de intentar subirlos tendemos a descender por la mera fuerza de la gravedad, pero hay dos grandes saltos que por suerte no se tiene que hacer del tirón, pueden hacerse poco a poco, pero se TIENEN que hacer sí o sí. No tiene que ser en un orden concreto pero el primero pienso que es decir que eres Cristiano, contárselo a tus amigos, a tu familia, a la gente que acabas de conocer y a los que no conoces de nada, a TODO el mundo; y esto lo haces diciéndolo, por supuesto, pero también lo haces demostrándolo, saludando, sonriendo, ayudando, etc... el Cristiano tiene que amar más y ayudar más. Puede parecernos un paso relativamente fácil, pero hacer esto las 24 horas del día los siete días de la semana es de las cosas más difíciles a las que enfrentarse como Cristiano.

El segundo paso, es segundo escalón, y en el que creo que me encuentro ahora mismo, pero que se me está convirtiendo poco a poco en un Himalaya, es la relación con Jesús como un amigo. Es una relación directa en la que hablo y escucho, en la que me enfado y me divierto y que abandono y olvido con frecuencia, pero una relación que disfruto de cada segundo en el que estoy inmerso en ella. Una relación que me da fuerzas para tirar pa'lante en el día a día y que me permite ser mejor persona pensando cada día un poco más en los demás.


Estás dos cosas, son para mí las más importantes para poder llamarte Cristiano, sabiendo que no son las únicas, ya que sin ir a Misa o sin compartir tu Fe en comunidad, tampoco hay mucho que hacer... Nadie dijo que fuera fácil, de hecho en la Biblia dice exactamente lo contrario, que de fácil no tiene nada.

Ser Cristiano supone un Sacrificio constante, un cambio radical en nuestras vidas... Un cambio radical en MI vida.

22 de enero de 2014

Todo se acaba en la vida...

Escribir estas líneas, es la única forma que tengo para hacerte saber que aunque nuestra relación acabe, no lo hago sin más, que uno también tiene su corazoncito.

Seamos sinceros y dejémonos de tópicos, lo nuestro tenía fecha de caducidad. Aunque me puedan tachar de prepotente, soy demasiado bueno para ti. Un cambio de ciudad, volver a la universidad, salir de casa de mis padres por 3 o 4 vez (ni sé cuantas van ya)... Era algo que no ibas a poder aguantar.

Tengo que reconocer que ha habido momento geniales, me has acompañado cuando más te necesitaba, has estado conmigo en el médico, en los viajes largos de tren y autobús, e incluso en alguna que otra fiesta.

Me he emocionado y desquiciado contigo, hemos tenido nuestros rifirrafes he incluso he amenazado con dejarte más de una vez, pero al final nuestra relación de acaba por la puerta grande.

Supongo que dentro de un tiempo nos volveremos a ver las caras, que pasaremos un rato juntos, o que le hablaré de ti a algunos amigos, pero ya no volverá a ser como antes, ¡se acabó lo que se daba, au revoir, good bye!

Han sido 515 fases espectaculares...

¡¡¡Gracias Candy Crush!!!


14 de enero de 2014

Comenzando la experiencia

*Escrito hace 9 meses, justo antes del triatlón de Sevilla del año pasado.

Mi historia con el triatlón no comienza de forma mágica, no me caí de ningún caballo y me dije a mí mismo, ¡anda, si quiero ser triatleta! Ni tan siquiera puedo decir que hubo un momento concreto en el que me propuse entrenarme para ello, pero lo cierto es que a día de hoy, y con todo lo que ello supone, estoy listo para mi primer triatlón, ¡y qué mejor sitio que Sevilla para probar la experiencia!

Si hace tres años me hubieran propuesto hacer algo de este tipo, lo habría rechazado sin dudarlo principalmente porque no era capaz de correr más de 10 minutos sin que un extraño pinchazo se adueñara de músculos de los que antes desconocía su existencia; claro que no es de extrañar después de 7 meses de Erasmus en los que salía de fiesta más días de la semana que los que me quedaba en casa.

Con 11 kilos más que cuando me fui (y no estaba delgado antes de irme) volví con el firme propósito de perder algo de peso tanto por estética como por salud. Y en el camino me encontré con una pasión. Pasión por el deporte, pasión por la competición, pasión por el triatlón.

Poco a poco, y con la ayuda de mucha gente que no voy a ponerme a recordar dado que el lector de esto puede no conocerlos y se haría una lectura ardua y tediosa, fui metiéndome en vereda hasta llegar a lo que soy hoy, por primera vez dentro de los límites "normales" de peso para mi estatura y a un paso de mi primer triatlón

Cada momento, cada historia, cada experiencia cuenta y te llevan inequívocamente al punto en el que estás ahora mismo. No podemos saber si con otras experiencias estaríamos aquí, pero si que podemos asegurar que no seríamos los mismos.

Las mías son muchas pero las que más me han marcado son las pruebas de deporte combinado que he intentado antes de este triatlón, y digo intentado porque en los dos duatlones cross que he probado me he tenido que retirar por diferentes motivos.

Mi primer duatlón cross fue el de tomares en este mismo año en aquellos días en los que no paraba de llover. Las sensaciones en el primer tramo no podían ser mejores acabando los primeros 6 km. con una media de 4'35" el km y con las piernas a pleno rendimiento. En el tramo de bicicleta, divertido y difícil a partes iguales, a falta de 3 km para completar la primera vuelta (8 km. de 16) piché y me tuve que retirar ya que no llevaba cámara de repuesto (a palos, o más bien pinchazos, es como más rápido aprende uno, ¿sabéis?). En el segundo hacía tantísimo frío que en un bache con la bicicleta se me escapó el manillar y volé por los aires para aterrizar en un durísimo albero, segunda prueba combinada, segunda retirada.

Así que aquí estoy, con los nervios a flor de piel, con ganas de acabar más que de otra cosa, pero sabiendo que puedo llegar a superarme y a batir todos mis records. ¡A por ello!

7 de enero de 2014

Nunca te acostarás...

LOS SIETE DOMINGOS A SAN JOSE
Se rezan durante siete domingos consecutivos. Es conveniente comulgar cada domingo o por lo menos en el último. Para ganar las indulgencias que les están concedidas no se requiere fórmula especial.
El Papa Gregorio XVI fomentó la devoción de los siete domingos concediéndole muchas indulgencias; pero S. S. Pío IX les dio actualidad perenne no sólo con las indulgencias plenarias aplicables a los fíeles difuntos, sino con la manifestación de su deseo de que se acudiera a San José por medio de ellos, para aliviar la entonces aflictivo situación de la Iglesia universal. La devoción de los siete domingos ha obrado estupendos milagros en favor de quienes la practican. En materia de vocación dejan en el alma una paz singular y encienden una luz que disipa toda duda.

PRIMER DOMINGO
Por la señal, etc.
Se da principio rezando los siete dolores y gozos de San José.
Consideración sobre el 1er. dolor y gozo:
1. Dudas de San José
2. Gozo en la Manifestación del Misterio
1. En la plenitud de los tiempos realizó Dios el inefable misterio de la Encarnación de su Verbo divino. El prodigio se obró en el seno purísimo de María, Esposa de José; pero sin tener conocimiento de ello el Santo Patriarca. Este prodigio, como era natural, causó una grande turbación en el corazón de San José, quien conocía la pureza, la inocencia y el candor de su Santísima Esposa. El hecho fue para el corazón de San José desconcertante.
Para librarla de aquella situación embarazosa deliberó sobre la conveniencia de abandonar a su divina Esposa, dejando todo en manos de la Divina Providencia. El peso que sintió sobre sus hombros fue enorme y solamente su confianza, pudo sostenerlo.
2. Esta confianza en la Providencia lo hizo entregarse plácidamente al sueño, sin mayor turbación. Entonces el ángel del Señor se le apareció y le dijo: "José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que se ha engendrado en su seno es obra del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús; pues El salvará a su pueblo de sus pecados" (Mt. 1,20-21)
No hay palabra humana para describir la alegría inmensa que inundó el corazón de San José al serle revelado este misterio tan añorado por el pueblo de Dios. Entonces San José deslió su alma en una plegaria humilde, fervorosa y llena de agradecimiento.
Se hace la petición.
ORACION
Oh glorioso Patriarca San José no permitas que la turbación me aniquile, o que el dolor me triture. Para evitar este agobio te suplico me hagas ver siempre la Providencia de Dios en todos los acontecimientos de mi vida a fin de que los acepte siempre con alegría de hijo agradecido. Así sea.

SEGUNDO DOMINGO
Consideraciones sobre el 2do. dolor y gozo:
1.Pobreza del Nacimiento de Jesús.
    2. Transformación de la Gruta
    1. José acompañado de María fue a empadronarse a Belén, su tierra natal, para cumplir el decreto de César Augusto. Encontrándose ya en este lugar, María, que estaba encinta, vio llegársele la hora de dar a luz.
    En estas circunstancias buscó José un albergue; pero todo empeño fue inútil ya que aparte de ser pobres, todos los sitios de descanso estaban ya ocupados. Se vio entonces obligado José a disponer para el nacimiento del Hijo de Dios, un establo abandonado, gruta que servía de refugio contra la intemperie a los animales.
    En esta forma San José experimentó un profundo dolor al ver que el Señor de los cielos descendía tan bajo; al contemplar que el que se sienta en un trono de gloria, yacía reclinado en un pesebre y que sufría los rigores de la estación y experimentaba el frío y derramaba lágrimas, el que es la alegría de los cielos.
    2. Pero un dolor tan agudo sirvió de molde a la inmensa alegría. Grande, en efecto, fue el gozo que sintió San José al ver con sus propios ojos al Hijo de Dios hecho hombre. Los ángeles bajaron del cielo posando sobre luminosas estrellas y cantando en la gruta: "Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad".
    Los inocentes y piadosos pastores llegaron a adorar al Hijo de Dios, reconociéndolo como su divino Salvador. Los Reyes Magos, guiados por una estrella, llegaron del lejano oriente para adorar a Jesús como Dios y rendirle vasallaje como a Rey. ¡Cuánto gozo para el corazón paternal del Señor San José!
    Se hace la Petición
    ORACION
    ¡Oh Padre mío, San José! al verte postrado ante Jesús, te reconozco como el Primer adorador del Verbo hecho carne.Comunícame tu espíritu de fe, a fin de que la humildad del Sagrario no mengüe mi firme creencia en la presencia de Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar; sino que, por el contrario, al palpar su anonadamiento, avive más mi amor hacia tan adorable misterio. Así sea.

    TERCER DOMINGO
    Consideraciones sobre el 3er. dolor y gozo:
    1. Circuncisión del divino Niño.
    2. Imposición del Nombre de Jesús.
    1. La Circuncisión de Jesús fue una humillación y un dolor que se reflejó hondamente en el corazón de San José. Esta ceremonia suponía el pecado y al realizarse en Jesús parecía destruirse la santidad de la misma inocencia. Esto ocasionó a San José una gran pena, pues sabía que el Hijo de Dios era impecable.
    Sin embargo, mayor fue su dolor al desgarrar las carnes tiernas y rosadas del divino Niño. El humilde Cordero dejo escapar un vagido y la sangre que brotó de su carne benditísima fue a mezclarse con las lágrimas que rebosaron de sus pupilas. Y el mayor calvario de San José estribó en que fue él mismo el instrumento de dolor, elegido por el Eterno Padre para este rito de la Circuncisión.
    2. Pero si el dolor de San José ante la sangre derramada de Jesús fue grande, mayor, sin duda, fue su gozo al imponer el nombre de Jesús. Al pronunciar por vez primera este nombre los ángeles se postraron reverentes para adorarle; el demonio se vio constreñido a doblar la rodilla y todos los siglos se inclinaron ante la presencia de Jesús.
    En ese momento una luz del futuro iluminó a San José para que contemplara el triunfo glorioso de este santo nombre que sería Iris de paz, hoguera de amor, promesa de perdón, anuncio de felicidad y bálsamo que curaría todos los males.
    En esta forma comprendió San José que la sangre de Dios, que por su mano se había derramado, era el precio de nuestra salvación. .
    Se hace la petición
    ORACION
    ¡Oh grande y poderoso abogado de mi alma! Hazme, comprender por este dolor y gozo que si muchas veces parece que te complaces en mis dolores y sacrificios, no es porque sientas gozo en mis penalidades, sino porque sabes que por medio de ellas tengo oportunidad de hacer méritos para el cielo e imitar así mejor a tu divino Jesús para la salvación de mis hermanos. Así sea.

    CUARTO DOMINGO
    Consideraciones sobre el 4o. dolor y gozo
    1. Profecía luctuosa de Simeón.
    2. Gozo en el misterio que encierra.
    1. La piedad de María y José fue singular. A los cuarenta días del nacimiento de Jesús lo llevan al Templo de Jerusalén para ofrecerlo al Eterno Padre. Es el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo y que viene a ofrecerse como holocausto en el Altar del Templo. En ese momento el anciano Simeón, conducido por el Espíritu Santo, reconoció en aquel Niño al Salvador del Mundo. Lleno de gozo lo tomó entre sus brazos y después con voz temblorosa dijo a la Madre: "Mira, este niño que ves está destinado para ruina y resurrección de muchos en Israel y como signo de contradicción. Lo que será para ti misma una espada que atravesará tu alma". (Lc. 2,34).
    Esta espada que hirió el corazón de María desgarró también el corazón de San José. Y si como esposo sufrió la pena de María, como Padre soportó también la pena de Jesús que sería centro de contradicción, objeto de persecución y víctima destinada al patíbulo infamante.
    2. Pero a este lacerante dolor sucedió la más pura alegría. Un gran número de los hombres se salvará por la sangre derramada por el Cordero sin mancha. En el Arbol de la Cruz madurarán los frutos de la gracia, los dolores de María serán rocío fecundo para la floración de la Santidad.
    Con estas consideraciones se llenó de gozo el corazón de San José, sobre todo al contemplar la glorificación de los dolores de Jesús y de María. ¡Qué satisfacción tan grande ante los triunfos de la Esposa y del Hijo!
    Se hace la petición
    ORACION
    ¡Oh gloriosísimo Protector de mi alma, te suplico encarecidamente que me hagas comprender la necesidad de tomar mi cruz y seguir tras las pisadas sangrantes del divino Redentor. Haz que muera al amor propio y a toda vanidad de la tierra, para que también logre ser, por mi espíritu de mortificación y sacrificio, la resurrección y salvación de muchos. Asi sea.

    QUINTO DOMINGO
    Consideraciones sobre el 5o. dolor y gozo:
    1. Huída a Egipto.
    2. Frutos de la presencia de Jesús.
    1. De pronto el Arcángel San Gabriel apareció en sueños a San José y le dijo: "Levántate, toma al Niño y a su Madre y huye a Egipto y estate allí hasta que yo te avise. Porque Herodes ha de buscar al Niño para matarle" (Mt.2,13)
    ¡Qué puñalada para el corazón de San José. El Mesías prometido había llegado al mundo para dar la vida a los hombres y éstos le buscan ya para darle muerte! No se trataba de un viaje, sino de una precipitada huida.
    ¡Dejar la Patria y lanzarse hacia un país idólatra y adverso al pueblo judío!, ¡Huir no él solo, sino en compañía de su esposa delicada y de Jesús tierno y débil! Y el viaje se hizo más doloroso por el temor de ser alcanzado por los esbirros del cruel Herodes.
    2. Grande fue sin embargo el gozo de San José en medio de sus penas. El cielo le había ordenado huir a Egipto; pero le concedía la gracia de hacerlo con Jesús y María, cosa que significaba el destierro en su Patria. Y en el Paraíso ¿No había de estar agradecido al Padre por valerse de él, instrumento débil, para salvar de la muerte al Mesías prometido?
    Además estaba seguro de que las lágrimas de Jesús y las privaciones de María fecundarían aquellas tierras de paganos para convertirlas en un Paraíso de Virtud y Santidad.
    Se hace la Petición
    ORACION
    ¡Oh queridísimo Padre mío, San José! humildemente postrado ante tu Imagen, te suplico me guardes paternalmente bajo los pliegues de tu manto a fin de que me vea libre de lasacechanzas de los enemigos de mi eterna salvación.
    Alcánzame del cielo la gracia de no perder jamás la amistad de Jesús y de María, para que mi destierro en este valle de lágrimas se convierta en un Paraíso anticipado. Así sea.

    SEXTO DOMINGO
    Consideraciones sobre el 6o. dolor y gozo:
    1. Temor por el Reinado de Arquelao.
    2. Gozos por el Retorno a Nazaret.
    1. El aviso del ángel para emprender el viaje de regreso a la Patria bien amada fue un motivo de dolor para el corazón de San José, no solamente por lo pesado del viaje y la delicadeza de Jesús y de María, sino principalmente por que tenía conocimiento de que en la Judea reinaba Arquelao, hijo del Rey Herodes, y tan cruel como su Padre, entonces le asaltó un fuerte temor. ¿No querrá el tirano vengar en Jesús la desilusión sufrida por Herodes su Padre?. Todo era de temerse de la perfidia y crueldad de este soberano.
    2. Sin embargo, la voz del ángel vino a calmar los temores de San José, infundiéndole una ¡limitada confianza en la Providencia del Padre. Ha de retirarse a la tierra de Galilea y ha de morar en la tranquila ciudad de Nazaret. ¡Qué gozo de cielo no siente el Santo Patriarca al tornar a su modesta casita!, ¡Qué grata compañía tendrá en Jesús y María al pasar el resto de sus días con ellos en la tranquilidad del hogar!
    Se hace la petición
    ORACION
    ¡Oh bondadosísimo Señor San José! quiero recordarte que al nombrarme Jesús hermano suyo, también comparte conmigo a un buen Padre como lo fuiste para tu divino Jesús. Líbrame de mis enemigos, consuélame en mis penas, sé mi fortaleza en mis debilidades y protégeme solícitamente sobre todo en el último instante de mi vida. Así sea.

    SEPTIMO DOMÍNGO
    Consideraciones para el 7o. dolor y gozo:
    1. Dolor por la pérdida de Jesús en el Templo.
    2. Gozo en su hallazgo.
    1. Jesús, al cumplir la edad de doce años subió con María y José al Templo de Jerusalén para adorar al Padre en su Santuario en el día solemne de la Pascua. Terminadas las ceremonias y sin darse cuenta sus padres, quedó Jesús en Jerusalén. San José pensó entonces que Jesús estaba con María en el grupo de las mujeres y María creyó que se encontraba con José en el grupo de los hombres.
    En el primer descanso de los grupos, los Santos Esposos se dieron cuenta de la ausencia de Jesús. ¡Oh cuán grande fue la angustiarte estos amantes corazones! Llenos de dolor y desolación lo buscaron inútilmente entre amigos y parientes. A todos preguntaban; mas las respuestas eran siempre negativas. Las noches las pasaban en la oración y los días en alarmante búsqueda. ¡Qué triste y qué hondo dolor se daba en el corazón de María y de José!.
    2. Con los ojos llenos de lágrimas y al cumplirse el tercer día, María y José se dirigieron finalmente al templo de Jerusalén y al pasar por la amplia sala donde los doctores de la Ley explicaban las Escrituras, percibieron una suave voz; era la de Jesús. Penetraron a la sala y, en efecto, ahí lo vieron preguntando y contestando a los Maestros del Pueblo y siendo objeto de la admiración de los hombres.
    María no pudo contenerse y después de complacerse en los misterios de Dios, le dijo: "Hijo, ¿por qué lo has hecho así con nosotros? Mira que tu padre y yo, llenos de dolor, te andábamos buscando". Y Él les respondió: ¿Cómo es que me buscabais?, ¿No sabéis que yo debo emplearme en las cosas que miran al servicio de mi Padre? (Le. 2,48) Y entre los brazos de ambos esposos regresó Jesús a Nazaret, causando profunda alegría al corazón de sus padres. Allí se corrió el velo del silencio y la Trinidad de la tierra se envolvió en la luz de la felicidad en su modesto hogar.
    Se hace la petición
    ORACION
    ¡Oh glorioso Patriarca San José!, bien comprendo que tus grandes angustias y tus profundos dolores concurrieron maravillosamente para forjar la brillante corona que ostentas sobre tu frente. No quiero, bondadoso Padre mío, que ahuyentes de mí el dolor, sino que me des el espíritu de fe, de amor y de fortaleza para sobrellevar cristianamente las penalidades de esta vida y así hacer méritos para poder estar en tu compañía en el cielo por toda una eternidad dichosa. Así sea.